Los bosques son
Género:
Documental.
Duración:
32' 11''
Dirección, Guión y Realización:
Alejandro Togores
Producción:
María Pérez
Locución:
Juan Ochoa
Formato:
16:9 Sistema de captación: 4K
Idioma:
Español
Calificación:
Todos los públicos
Año de producción:
2017
Es una producción de
www.aica.tv
Sinopsis

“Los bosques son” propone una reflexión profunda que se inspira en la espontánea vida que se manifiesta en ellos. Los bosques, mirados y sentidos por poetas, científicos y estudiosos, completan la propuesta de este documental.
En “Los bosques son” belleza, sentimiento y sentido se aúnan en un viaje por la maravilla inspiradora del ser tal de la realidad comprendida antes de ser fragmentada con ideas y palabras.
Apreciar la complejidad de la vida del Planeta requiere aceptar lo difícil que le resulta a nuestra forma de pensar concebir la vida como algo que se autorregula. Con esa premisa se ha desarrollado el guión y se ha planteado la realización que, en todo momento, propone un cierto abandono; una mirada despojada de lo previamente sabido en el convencimiento de que una forma de vivir armónica y sin conflictos es posible.
En el documental, la presencia de poetas ayuda a superar los límites de nuestro lenguaje que reduce la realidad a fragmentos al poner de manifiesto que lo inefable también forma parte de la realidad.
Los bosques, como fuente de conocimiento e inspiración, pueden ayudarnos a superar la situación de desequilibrio acelerado que nuestra forma de pensar ha generado.
En este trabajo, pinares y bosques de Asturias se encuentran con el bosque relicto de Canarias, la Laurisilva, La Laurisilva, presente en la Tierra desde el Terciario, es un ejemplo de cómo los bosques se mueven y se adaptan y cómo estas Islas, rocas volcánicas muy recientes en los tiempos geológicos, se han transformado en lugares capaces de albergar a este bosque de lauráceas y otras plantas asociadas.
Interpretar adecuadamente la información disponible sobre ese más del 99,7% de lo que vive en el Planeta, los vegetales a los que acompañamos los distintos animales, será suficiente para dejar atrás la confusión que ha propiciado el actual desequilibrio ambiental.
No alterar el ritmo de transformación con el que se desarrolla y evoluciona la vida es la mayor manifestación de la inteligencia humana.